¿Te gustaría cultivar stevia en casa?

El uso de la stevia cada vez está más extendido gracias a las enormes propiedades que tiene esta planta y su capacidad para endulzar, convirtiéndose en una alternativa del azúcar. En Jardinería Granada te hablamos sobre esta magnífica planta y sobre cómo cultivar stevia.

¿Qué es la stevia? 

La Stevia Rebaudiana es una planta subtropical originaria de Paraguay cuyas hojas han sido siempre utilizadas en la medicina popular por sus maravillosas propiedades. Posee una acción digestiva sin aportar calorías, ejerce un efecto hipotensor, regula el azúcar en sangre, entre muchas otras propiedades. ¿Quién no iba a querer tenerla en casa?

¿Cómo cultivar stevia? 

Al cultivar stevia debemos tener en cuenta que se trata de una planta tropical, por lo que cuando se cultive fuera de su clima ideal, tendremos intentar simularlos en la medida de lo posible para que crezca sana.

En primer lugar debes tener en cuenta que aunque se adapta bien a todo tipo de suelos es una planta que prospera mejor un sustrato ácido y rico. Además debe permanecer el sustrato húmedo y bien drenado, sin encharcamientos.

La stevia se siente cómoda en zonas con temperaturas altas y expuesta al sol, ya que no soporta bien el clima frío. Aunque en verano disfrutará de una sombra parcial para no quemar las hojas. Coloca la planta lejos de zonas con mucho viento ya que los tallos son propensos a romperse.

Puedes plantarla directamente en el jardín, pero si vives en zonas con heladas puedes colocarla en macetas para poder protegerlas fácilmente del frío. Te recomendamos que durante los meses más fríos la coloques en un pequeño invernadero: “Diseña tu propio invernadero en el jardín”

El riego en los meses de más calor deberá ser diario, disminuyendo a 2 o 3 veces por semanas en otoño y primavera y prescindir prácticamente de él en los meses fríos. Un sistema de riego por goteo que permita mantener la tierra húmeda y graduarlo en función de la estación, será una gran solución.

Te recomendamos que cada 4 semanas pellizques los brotes para conseguir que crezca hacia los costados y se haga más frondosa.

En cuanto a abonos no suele ser necesaria su utilización. Pero puedes utilizar un fertilizante foliar bajo en nitrógeno para que no se reduzca el dulzor de sus hojas.

Y si quieres reproducir la planta para regalar o contar con más macetas, los acodos y los esquejes son la mejor son las opciones que mejores resultados ofrecen. ¿Te animas a cultivar stevia?

 

¿Te gustaría cultivar stevia en casa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *